Índice

Así. con este título tan prometedor, arranco una nueva serie donde nuestro objetivo final es, como viene a decir el título, es obtener una máquina virtual Windows optimizada, con acceso directo a una tarjeta gráfica (entre otros recursos) y funcionando con un rendimiento bastante cercano al de una instalación directa sobre la máquina física (Virtualización de Tipo 1, para más señas).

Se entiende que lo del “gaming” es un posible objetivo, pero puede haber otros como usar software CAD, desarrollo de ciertas aplicaciones… Lo cierto es que Wine es un auténtico peñazo, no consigo que funcione adecuadamente. Y las máquinas virtuales con VirtualBox o vmWare dejan bastante que desear si uno quiere jugar, o usar ciertos recursos de la máquina. Tener un dual-boot y reiniciar es algo bastante incómodo, y más si pretendes dar algunos servicios con tu máquina, como es mi caso.

Por tanto, el resultado final será algo similar a tener dos máquinas en una, notándose lo menos posible el tema de la virtualización. Lo que haremos será partir físicamente ciertos recursos, de forma que cada máquina usará los suyos; por ejemplo, la tarjeta gráfica, algunos puertos USBs..

Este proceso, más allá del resultado, es interesante en sí mismo, ya que nos servirá para aprender mucho sobre sistemas operativos, virtualización, gestión de recursos…

Lee el resto de esta entrada »

Anuncios